Como son los demonios y el infierno? 23 minutos en el infierno

Etiquetas: , ,

No me importa lo que piensen de mi, seguire insistiendo, insistiendo hasta que puedan darse cuenta del lugar donde estamos parados y hacia donde vamos. Si ya lo sabes, que haces al respecto?

TRANSCRIPCIÓN DEL TESTIMONIO DE BILL WIESE: "23 MINUTOS EN EL INFIERNO"
Esta transcripción es de la convencion en Kansas City, KS llamada "Kansas City para America". La experiencia en el Infierno sucedio en Noviembre 23, 1998.

Salmos 88:6 Me has puesto en el hoyo profundo,
En tinieblas, en lugares profundos.

Job 18:14 Su confianza será arrancada de su tienda,
Y al rey de los espantos será conducido.

Deuteronomio 29:23 Azufre y sal, abrasada toda su tierra; no será sembrada, ni producirá, ni crecerá en ella hierba alguna, como sucedió en la destrucción de Sodoma y de Gomorra, de Adma y de Zeboim, las cuales Jehová destruyó en su furor y en su ira.

Lucas 16:23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.
16:24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama.

Isaías 38:18 Porque el Seol no te exaltará, ni te alabará la muerte; ni los que descienden al sepulcro esperarán tu verdad. (No existe esperanza alguna en el infierno)

Video uno, dos, tres, cuatro. O descargar el libro.



Isaías
14:5 Quebrantó Jehová el báculo de los impíos, el cetro de los señores;
14:6 el que hería a los pueblos con furor, con llaga permanente, el que se enseñoreaba de las naciones con ira, y las perseguía con crueldad.
14:7 Toda la tierra está en reposo y en paz; se cantaron alabanzas.
14:8 Aun los cipreses se regocijaron a causa de ti, y los cedros del Líbano, diciendo: Desde que tú pereciste, no ha subido cortador contra nosotros.
14:9 El Seol abajo se espantó de ti; despertó muertos que en tu venida saliesen a recibirte, hizo levantar de sus sillas a todos los príncipes de la tierra, a todos los reyes de las naciones.
14:10 Todos ellos darán voces, y te dirán: ¿Tú también te debilitaste como nosotros, y llegaste a ser como nosotros?
14:11 Descendió al Seol tu soberbia, y el sonido de tus arpas; gusanos serán tu cama, y gusanos te cubrirán.
14:12 ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones.
14:13 Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte;
14:14 sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.
14:15 Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo.
14:16 Se inclinarán hacia ti los que te vean, te contemplarán, diciendo: ¿Es éste aquel varón que hacía temblar la tierra, que trastornaba los reinos;
14:17 que puso el mundo como un desierto, que asoló sus ciudades, que a sus presos nunca abrió la cárcel?
14:18 Todos los reyes de las naciones, todos ellos yacen con honra cada uno en su morada;
14:19 pero tú echado eres de tu sepulcro como vástago abominable, como vestido de muertos pasados a espada, que descendieron al fondo de la sepultura; como cuerpo muerto hollado.
14:20 No serás contado con ellos en la sepultura; porque tú destruiste tu tierra, mataste a tu pueblo. No será nombrada para siempre la descendencia de los malignos.
Proverbios 4:20 Hijo mío, está atento a mis palabras; Inclina tu oído a mis razones.
Filipenses 4:23 La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén