La gracia de Dios

Etiquetas: ,

Hebreos

12:15 Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;
12:16 no sea que haya algún fornicario, o profano, como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura.
12:17 Porque ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue desechado, y no hubo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas.



Imagen de http://yosoylapuertadelasovejas.blogspot.com
Proverbios 4:20 Hijo mío, está atento a mis palabras; Inclina tu oído a mis razones.
Filipenses 4:23 La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén