Los castigos de Dios

Etiquetas:

Job

5:17 He aquí, bienaventurado es el hombre a quien Dios castiga;
Por tanto, no menosprecies la corrección del Todopoderoso.
5:18 Porque él es quien hace la llaga, y él la vendará;
El hiere, y sus manos curan.
5:19 En seis tribulaciones te librará,
Y en la séptima no te tocará el mal.
5:20 En el hambre te salvará de la muerte,
Y del poder de la espada en la guerra.
5:21 Del azote de la lengua serás encubierto;
No temerás la destrucción cuando viniere.

A veces las personas se preguntan, por que me va mal, por que me esta pasando esto, por que me castiga Dios asi, es muy simple, por que TE AMA. El quiere reformar tu camino, cuando una persona se va lejos de EL, Dios le manda pruebas, le manda castigos, pero esto en realidad es un llamamiento, el es un Dios celoso y nos llama siempre a vivir bajo sus alas, el quiere lo mejor para nosotros, cuando tu hijo se porta mal, acaso lo dejas que se revuelque en su maldad? claro que no, lo amas, lo castigas, hablas con el, que se yo, alguna forma encontraras de traerlo de regreso para que le vaya bien, es la misma con Dios, el nos llama constantemente si nos hemos alejado, o como en el caso de Job que era un hombre justo, Dios le mando pruebas para saber si renegaria de EL, pero una vez que vio a Job, le multiplico y le dio aun mas de lo que tenia antes. Dios sano su herida y su historia fue escrita en la biblia para nosotros.

Alégrate si te castiga Dios pues eso quiere decir que le importas. Lo se! A veces estas pruebas duelen, a mi me ha pasado, pero Dios me ayuda a aprender y a levantarme y me va aun mejor de lo que me iba antes. Como dicen lo que no te mata te fortalece.

Recuerda nada de lo malo que te pase es sin que Dios lo permita! Dios a veces permite que nos caigamos por algo, a veces son pruebas, a veces es para reformar nuestro camino. Pero Dios nos librara de todo eso y seremos aun mas fuertes que al principio.
Proverbios 4:20 Hijo mío, está atento a mis palabras; Inclina tu oído a mis razones.
Filipenses 4:23 La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos vosotros. Amén